Naturaleza

Biodiversidad en Higuera

Higuera de Albalat participa de toda la riqueza natural del Parque Nacional de Monfragüe y del Geoparque Villuercas, porque está en medio de ambos. Con una peculiaridad añadida, que posee arroyos y gargantas que mantienen el agua, incluso en verano, lo que, además, contribuye a que posea una rica Biodiversidad vegetal y faunística, accesible por caminos y pistas para senderistas, aficionados a la bicicleta de montaña, caballistas o simples paseantes en familia. Y además, es un lugar tranquilo enclavado en las faldas de la Sierra de la Caldilla, con excelentes vistas a la Sierra de Gredos.

Fauna

En Higuera de Albalat se pueden encontrar mucha de la fauna y flora de los entornos naturales del Parque Nacional de Monfragüe y del Geoparque Villuercas.

Se pueden observar aves tales como el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche, el milano, el rabilargo, el jilguero, la cogujada, urracas, el abejaruco y el oropéndole entre otros muchos. Un buen lugar para observar los buitres es desde el Cancho Rebozo (en la Sierra de la Caldilla),  el resto de aves es posible encontrarlas en todo el término municipal de Higuera.

En la zona podremos encontrar también ciervos, corzos, jabalíes, zorros y jinetas, así como peces y anfibios tales como el barbo, la boga, la rana común, la salamandra y la culebra de agua. Entre los reptiles abunda sobre todo la lagartija y el lagarto ojinegro. Y multitud de insectos como libébulas y mariposas multicolores por los arroyos y gargantas del término municipal.

Una mención especial reciben las abejas (apis melifera), y la existencia de alrededor de un millar de colmenas explotadas en Higuera, produciendo polinización para la biodiversidad vegetal,  además de miel y polen. Higuera rinde homenaje a este insecto, esencial en el ciclo de la vida y en el propio pueblo, en el Aula Museo de las Abejas.

fauna-en-higuera

Flora

margarita

Higuera de Albalat está ubicada en un bello paraje entre las sierras del Frontal y del Campillo, rodeada de alcornocales y encinares, es una zona privilegiada por su naturaleza. Enmarcado en la Reserva de la Biosfera del Parque Nacional de Monfragüe, en su vegetación predomina el bosque esclerófilo mediterráneo y por tanto los árboles típicos de estos bosques como son la encina, el alcornoque, el madroño, los quejigos, el brezo, la jara, el lentisco, la retama, el olivo, la higuera y los alisios. En los bosques que rodean la localidad abundan en otoño las setas, en particular los deliciosos boletus y níscalos.

Las rutas de senderismo por esta bella zona muestran las espectaculares vistas panorámicas del Campo Arañuelo, Las Villuercas e lbores, atravesando las sierras del Frontal, del Campillo, Vallechico y del Corcho.

El principal curso del agua es el río Tajo, que forma el límite norte del término; el resto son pequeños arroyos y manantiales de gran belleza, como son la Garganta de Descuernacabra, la Garganta de los Nogales y la Chorrera de la Mina, la Garganta de los Castañares, la Garganta Honda y la Garganta del Frontal.

Por su transparencia, oscuridad y limpieza, el cielo de Higuera es un entorno óptimo para la observación astronómica.