Naturaleza

Geoparque Villuercas

Paraíso histórico de paisajes, geología, vegetación y fauna

El Geoparque de Villuercas Ibores Jara es un macizo montañoso de amplia extensión, 2.544 km2 de superficie. Está situado en el sureste de la provincia de Cáceres, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana. Forma parte de dos de los contextos geológicos españoles de relevancia mundial caracterizados por la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad: la red fluvial, rañas y paisajes apalachenses del Macizo Ibérico y el orógeno hercínico ibérico. Su territorio abarca 19 municipios de la mancomunidad de Villuercas Ibores Jara.

Su mayor altura es el “Risco de La Villuerca”(1601 m), y desde su cima se ofrece una magnífica vista que incluye las cadenas montañosas, los valles, las rañas y Guadalupe, al sur, con el Real Monasterio como seña de identidad. Este conjunto orográfico ha sido declarado Geoparque al entrar a formar parte, desde el mes de septiembre de 2011, de las Redes Europea y Global de Geoparques auspiciadas por la UNESCO. En Villuercas-Ibores-Jara se han descrito más de cuarenta Geositios de indudable valor por su riqueza paleontológica, por sus pliegues y fallas, por sus formas erosivas y sedimentarias, por su pasado minero, o por constituir un Monumento Natural como la Cueva de Castañar de Ibor.

Estos Geositios se localizan en esplendidos paisajes que esconden ecosistemas únicos como los trampales, las loreras y el bosque mediterráneo, o roquedos con pinturas rupestres, huellas de la presencia humana desde sus albores en unas tierras en las que también ha dejado, dólmenes, castros, castillos, fiestas tradicionales cargadas de historia y una bella arquitectura mudéjar coronada por el Real Monasterio de Guadalupe.

Uno de los activos del Geoparque Villuercas Ibores Jara es la riqueza de su extraordinario patrimonio natural ilustrado por las siete Zonas de Especial Protección de Aves y los ocho lugares de importancia comunitaria reconocidos en la Directiva de Hábitats de la Unión Europea. Esta riqueza natural y de biodiversidad silvestre ha dado lugar a la visita de un creciente número de turistas ornitológicos en los últimos años.

Los visitantes pueden completar su viaje con la degustación de algunos productos de alta calidad como el queso de cabra “Ibores”, la miel “Villuercas-Ibores”, los vinos de Cañamero “Ribera de Guadiana”, los productos cárnicos “Dehesa de Extremadura”, las cerezas, las castañas y la pastelería artesanal.

Paisaje, geología, vegetación, fauna, y un rico patrimonio histórico y artístico se combinan para hacer de la visita al Geoparque de Villuercas Ibores Jara una invitación irresistible para todos los sentidos.

Fuente: www.geoparquevilluercas.es

Más información: RTVE – Reportaje Geoparque Villuercas

Turismo Extremadura