Vencejo Común

Vencejo Común

Hoy vamos a hablar de una de las aves urbanas mas fáciles de observar e identificar en la época estival en nuestro pueblo, el vencejo común, un ave que a llevado hasta el extremo la adaptación al vuelo como enseguida descubriremos.

Si nos acercamos a los alrededores de la Iglesia de San Sebastián o entorno a la Plaza de Castejón durante los meses de  abril a mediados de agosto, con toda probabilidad y seguramente en muy corto tiempo de espera veremos un pequeño bando de aves volando a gran velocidad describiendo, casi rozando los tejados, amplios círculos alrededor de la plaza e iglesia, sus vuelos van acompañados de agudos “chillidos” muy característicos e inconfundibles pero que a menudo pasan desapercibidos por habituales.

Iglesia San Sebastián

A simple vista son aves negras con largas alas afiladas en forma de guadaña y corta cola ahorquillada. Aunque si podemos disfrutar de una vista mas serena y pausada descubriremos que en realidad su garganta es de un tono blanco pálido y la parte superior de su cuerpo sobre todo su espalda reflejan con la luz tonos verdosos metalizados.

Son aves tremendamente beneficiosas para todos nosotros  su alimentación es insectívora, pero esta, va un paso mas ya que se alimenta casi exclusivamente de mosquitos, moscas, polillas y pulgones.

La forma de alimentarse es muy simple pero efectiva, va volando con la boca abierta dando pasadas una y otra vez por donde encuentra agrupaciones de estos insectos, y va almacenando estos insectos en su garganta hasta formar una bolita del tamaño de una canica o bolindre, se sabe por el tamaño de esta canica y las veces que aporta alimento a sus criás que el numero de estos insectos atrapados por los vencejos comunes puede rondar los 12.000 -15.000 individuos diarios.

Vencejo ComúnPero sin lugar a dudas lo que mas llama la atención de esta pequeña ave  que tenemos la suerte de que anide en nuestro pueblo es su tremenda adaptación al vuelo su propio nombre científico Apus apus ya nos da una pista sobre ello ya que su significado es “sin patas”.

Pues bien el Vencejo común es capaz de pasar la friolera de hasta 10 meses sin posarse jamas, come, duerme, se alimenta y copula en vuelo, tan solo durante los dos meses que dura el periodo de criá en nuestra Iglesia de San Sebastián se posa para incubar y criar a los pequeños vencejos normalmente dos o tres criás.

A la llegada del ocaso si nos fijamos podremos ver al pequeño bando que surcan la Plaza de Castejón como comienzan a ganar altura cada vez mas y mas altos hasta situarse a casi 2km por encima de los tejados de nuestro pueblo y allí pasaran la noche planeando semidormidos a la espera que la claridad de un nuevo día empiece a surgir por el horizonte y descender de nuevo para comenzar otra frenética jornada de vuelos en grupos alimentándose ellos y a sus polluelos.

Vencejo ComúnEs tal la adaptación al vuelo que tienen que incluso se bañan en el aire, para lo cual vuelan sobre charcas y arroyos llenando su boca de agua para después remontar altura e ir abriendo la boca para que el bochinche de agua vaya saliendo a la vez que ahuecan sus plumas para que el agua empape y moje las mismas de esta manera mantenerlas siempre peinadas y en optimo estado de vuelo.

Sin duda son las aves mas adaptadas a volar y las únicas que existen que se mantengan en vuelo por un espacio tal largo de tiempo.

Pasado el periodo de cría normalmente a mediados del mes de agosto dejan nuestro querido pueblo para seguir su instinto migrador y regresar a su cuarteles de invernada que ocupan la mayor parte del continente africano del Sahara hacia abajo.

Desde luego una interesante y valiosa ave que a todos los Higuereños e Higuereñas nos interesa conocer, respetar y conservar.

Jose Luis Gonzalez Melo

Añadir un comentario